Extinguish razor burn

DI NO A LA IRRITACIÓN

La mayoría de los hombres han asumido que la irritación o la rojez es el precio que tienen que pagar por afeitarse. Sin embargo la irritación, los pelos enquistados o los cortes suelen ser el resultado de una mala maquina y/o una mala técnica. Te enseñamos cómo combatir los principales problemas del afeitado.

  1. IRRITACIÓN
  2. CORTES AL AFEITARSE
  3. PELOS ENQUISTADOS

IRRITACIÓN

Signo:
Notas como un sarpullido y sientes cómo si quemara la cara.

Causa:
No poner la suficiente cantidad de espuma o gel, apretar demasiado la cuchilla sobre la piel o en algún caso una máquina muy vieja.

Solución:
1. Utiliza un gel o espuma de afeitar adecuado para tu tipo de piel, así como la cantidad adecuada de producto porque si no utilizas espuma/gel harás que la cuchilla no se deslice correctamente.
2. Cambia la cuchilla cuando notes tirones o molestias o esté algo "oxidada". Una cuchilla desgastada puede irritar la piel e incluso provocar cortes.
3. Después del afeitado usa un bálsamo para calmar la zona afeitada.

CORTES AL AFEITARSE

Signo:
Cortes visible o micro-cortes que escuecen, llegando incluso a sangrar.

Causa:
Afeitar en la dirección contraria al crecimiento del vello, pasar dos veces por una zona sin echar más espuma o gel o presionar demasiado al afeitar.

Solución:
1. Aféitate en la dirección de crecimiento del vello.
2. En lugar de dar pequeños cortes, trata de pasar la cuchilla una sola vez con un corte más limpio.
3. Prueba a ablandar la barba utilizando un exfoliante, te resultará un afeitado más fácil y rápido.

PELOS ENQUISTADOS

Signo:
Pequeños granitos que parecen puntos negros pero que tienen un pelo interno.

Causa:
El pelo no tiene suficiente fuerza para romper la capa de piel y empieza a crecer por dentro.

Solución:
1. Exfoliarte la cara puede ayudarte a evitar a que los pelos se enquisten o crezcan de forma interna.
2. Pinzas: puedes también romper la cabeza del grano con unas pinzas, pero ¡no lo arranques nunca!